Cómo ahorrar en la factura de la luz

By | 28 febrero, 2016

Ahorrar en la factura de la luz, o cómo ahorrar luz, que, a pesar de no ser lo mismo, todos entendemos como la misma pregunta…

ahorrar en la factura - Consumo eléctricoPrimero hemos de entender que no podemos ahorrar en los gastos fijos de nuestra factura de la luz, como son la potencia contratada, impuestos y aportaciones a otras energías que pueden estar incluidas en el recibo y sobre las que no tenemos control alguno, por no decir que no comprendemos; salvo que cambiemos el dichoso contrato y bajemos la potencia contratada a otra que nos sea de utilidad, es decir, que nos permita usar determinados electrodomésticos a la vez sin que el ICP, Interruptor de Control de Potencia, se salte cada dos por tres…

A este respecto, hay que tener en cuenta que si el mencionado ICP no se salta nunca a lo largo del año, ya sea en verano con ventiladores, etc., ya sea en invierno con calefactores y demás, es seguro que tenemos contratada una potencia superior a la que necesitamos; aquí sí que podremos ahorrar… Pero mucho ojo si decidimos cambiar el contrato, porque podemos perder ciertos beneficios, rebajas, descuentos, etc. que tuviera asociado el antiguo y que, a buen seguro, no volveremos a ver nunca más, menos aún si bajamos la potencia contratada.

Ahorrar en la factura

Cómo calcular el consumo eléctrico

Sí podemos ahorrar reduciendo el uso de algunos de nuestros aparatos eléctricos, o bien optimizándolo a nuestra manera.

La manera más obvia es reducir el tiempo que tenemos conectados ciertos electrodomésticos, calefactores, etc., poner el termostato a menor temperatura o tener la previsión de adquirir esos equipos solo si cumplen ciertos requisitos de eficiencia energética, los cuales podremos determinar echándole un vistazo a las diferentes web que tratan sobre el tema o siendo autodidactas, y meditándolo bien antes de la compra…

ahorrar en la factura - Tabla de clases de eficiencia energéticaPor ejemplo, comprando neveras de clase A, usando la lavadora con el agua fría, lavando los platos, etc., a mano o poniendo aislamientos en las puertas y ventanas que nos permitan hacer un uso más eficiente de los radiadores, estufas o equipos de aire acondicionado.

Éstas y otras muchas medidas son útiles para hacer que no nos llevemos un susto cada vez que comprobamos el extracto bancario y vemos cuánto hemos gastado este mes…

Ni que decir tiene, no hace falta ser un experto ni en ésta ni en otras materias, solo hay que usar el sentido común y la inestimable ayuda de internet y, si es menester, la de algún experto…