Podemos

By | 21 noviembre, 2014

 

Podemos, de tiempo verbal a tiempo democrático, de aseveración a posibilidad, de realidad a ficción realística…

De tonto en tontoNo me sorprenden las últimas estadísticas favorables a Podemos, por cada estupidez de la casta un voto menos para ella y uno más para Pablo Iglesias; porque también creo que Podemos y su secretario general son la misma cosa, indisoluble, por mucho que le pese al señor Echenique y a aquellos que formaron el embrión inicial de Podemos desde la mayor de las izquierdas, pero que ahora ya no pueden, no son Podemos, sino que son lo que pudo ser y no fue…

No espero ninguna definición de Podemos sobre los asuntos más candentes en lo social, pero menos viables en lo real, blablablería demagógica, digo yo, aunque he de reconocer que en parte me gusta y la comparto; creo que las políticas han de ser realistas en lo global y demagógicas en lo personal.

Ya veremos qué cara se nos queda si Podemos alcanza el poder y empieza a definir lo no dicho en forma de hechos; espero que no sea la misma que se les está quedando a todos aquellos que votaron al Partido Popular con la esperanza de seguir metiendo horas como tontos y cobrándolas más baratas todavía…